Mis favoritos

Los niños en moto | Normativa

           

Los niños en moto | Normativa

Si tienes hijos e hijas que sienten pasión por el mundo de las dos ruedas, debes saber que el Reglamento General de Circulación de España establece que, como norma general, la mínima edad de niños en moto permitida es la de 12 años.

No obstante, también se autorizará subir a un ciclomotor o a una motocicleta a partir de los 7 años siempre que el conductor o la conductora sea el padre, la madre o el tutor del menor. O, en su defecto, una persona que haya sido autorizada por los progenitores.

Obviamente, se trata de una autorización restringida porque lo único que se permite es que el niño o la niña viaje como acompañante o como 'paquete', que es la forma popular que se utiliza en el sector para referirse a esta figura.

Moto homologada para llevar 'paquete'

Siendo la edad un factor muy importante a la hora de permitir el viaje de los niños en moto, lo realmente definitivo es que el vehículo que se vaya a utilizar esté homologado para pasajero.

Si carece de ese reconocimiento, la edad del niño o la niña carecerá de importancia porque pasará a ser un factor irrelevante.

Eso sí, cuando la moto está debidamente homologada, es la edad la que marca la pauta por encima de la altura de niños en moto. Prevalecen los años sobre los centímetros.

Cascos para todos

Una vez que nos hayamos cerciorado de que la moto está homologada para llevar niños y niñas, tendremos que dar el siguiente paso: comprar para el pequeño de la casa el pertinente casco protector. Así lo exige la normativa para niños en moto.

Siendo muchas las personas que se decantan por un casco jet, no es el más recomendable. El que ofrece niveles máximo de seguridad es el casco integral, que es cierto que pesa más y que necesita un mayor tiempo de adaptación.

No obstante, con una protección de este tipo se consiguen unos niveles de eficacia que son altamente satisfactorios.

Llevar el casco puesto incrementa los niveles de seguridad vial del conjunto de la ciudadanía y preserva la estabilidad económica de los bolsillos de nuestros conciudadanos.

¿Sabías que no llevar el casco correctamente colocado puede suponer una importante sanción económica de 200 euros? Además, conlleva la pérdida de 3 puntos, lo que significa que ir sobre dos ruedas sin casco entraña importantes riesgos.

Otra de las imposiciones de la ley es que el acompañante vaya sentado a horcajadas y con los pies en los estribos para evitar caídas laterales. También se exige la colocación de un respaldo para que el 'paquete' pueda circular con toda normalidad.

Son exigencias que se deben tener en cuenta porque nadie está libre de verse involucrado en un accidente de moto.

La "broma" de no hacer uso del casco podría dar pie a 5 años de cárcel

Según las circunstancias en las que se produjera un hipotético siniestro, las persona mayores responsables del vehículo accidentado podrían tener que hacer frente a una condena penal de 5 años de privación de libertar por haber cometido un delito de homicidio culposo.

Lo que está claro es que llevar una moto no es ninguna broma. Se trata de un asunto muy serio, el cual debe cumplir con todo tipo de garantías, y más cuando tomamos la decisión de subir en ella a un niño.

En la motocicletas no existe más carrocería que el cuerpo de los ocupantes, ya se trate del conductor o de su 'paquete'. Es algo que no podemos olvidar. Tampoco debemos pasar por alto que existe una mínima edad de niños en moto que no queda más remedio que respetar.

Publicado el 28/5/2018 en Sobre motos y moteros

           

RSS 2.0 (Sobre motos y moteros) RSS 2.0 (El blog de motos | MOTÓNITY)

Deja un comentario


( * ) Campos obligatorios